Una organización abierta necesita mentes abiertas

¿Es posible evolucionar nuestras empresas y organizaciones de hoy hacia modelos Organizativos 2.0 o hacia el concepto de empresa abierta?

Se trata de una pregunta que me hago con más frecuencia a medida que voy comprendiendo la esencia y las implicaciones que hay tras estos conceptos.

Pero no voy a disertar sobre los términos, no soy ni mucho menos la persona indicada, sencillamente os invito a que os leáis con detalle un interesante debate de hace más de dos años entre esta reflexión de Julen Iturbe Empresa abierta no es empresa 2.0 y la respuesta a la misma por parte de Amalio Rey Empresa 2.0 y Empresa abierta: conversando con Julen en ambos post podréis acceder a su vez a otros links que os llevarán a profundizar (si estáis interesados) en ambos conceptos.

La cuestión es si las organizaciones y empresas que en su gran mayoría hoy siguen operando de la misma forma que hace unos años, serán capaces de evolucionar sus modelos de gestión, pasando del modus operandi 1.0 al concepto de Organización 2.0, teniendo en cuenta que este modelo se caracteriza por una serie de atributos como: transparencia, participación, colaboración, innovación abierta en red, capacidad conversadora y el espíritu wiki (agilidad, informalidad, autenticidad, integridad, añadir valor genuino)…

O, si serán capaces de llevar a cabo una apertura lo suficientemente grande como para que puedan pasar de su cerrazón actual a ser empresas abiertas con todas las implicaciones que esto conlleva: una empresa abierta representa una nueva forma de hacer gestión hasta el punto de que puede convertirse, o no, en una empresa. La empresa abierta es más un espacio donde se construye de manera colectiva el conocimiento y que pivota entorno al beneficio global más que al beneficio propio…

¿Es realmente posible desarrollar nuestra Organización tradicional hacia estas nuevas formas y modelos organizativos?

No nos llevemos a engaño, la distancia que separa la realidad que viven muchas de nuestras empresas y profesionales hoy con la realidad que representa la idea de la wikiempresa, empresa abierta y organización 2.0,  se mide en años luz. Lo cierto es que, posible o imposible, realmente es necesario que se produzca esa evolución. La transformación organizativa hacia modelos 2.0, auspiciada por los cambios radicales de nuestro entorno ha dejado de ser un capricho para convertirse en una necesidad de negocio.

El camino hacia la Organización 2.0 requiere una mentalidad abierta.

Esta necesidad, por lo tanto, nos lleva a otra cuestión ¿cómo preparar a nuestros profesionales de cara a esta evolución? ¿Cómo flexibilizar su tradicional enfoque de las relaciones profesionales para habituarles al ecosistema organizativo 2.0?

Sabemos que nuestro entorno nos está dirigiendo irremediablemente a adaptar nuestra actividad como empresas y profesionales de una de forma diferente… más participativa, más colaborativa, más conectada, más innovadora, más ágil, más flexible, más informal…para hacer diferente necesitamos pensar de forma diferente

Para que una organización y sus profesionales piensen de forma diferente hay que generar y despertar inquietudes y modificar actitudes a través de la exposición a multitud de ideas e inputs. Una organización que quiera activar estas inquietudes y que aspire a que sus profesionales evolucionen hacia modelos de gestión 2.0, debería  exponer a sus líderes, managers, y profesionales a un sinfín de ideas de diferentes disciplinas con el objetivo de que estos vayan progresivamente enriqueciendo su amplitud de miras, permeabilizándose ante nuevos conceptos y enfoques… una contaminación positiva que permitiría relajar el hermetismo conceptual y ampliar progresivamente sus horizontes… abrir su mente para poder desarrollarse y crecer en una empresa que cada vez será  más flexible, más colaborativa, más participativa, más abierta…

Una diseminación de ideas que puede producirse por múltiples canales y donde la web social como entorno participativo y colaborativo puede ejercer como amplificador de las mismas. Una exposición que debería llevarse a cabo tanto de la mano de speakers e influencers externos a la empresa expertos en sus respectivas disciplinas, como a través de los propios profesionales de la organización quienes actuarían como conferenciantes antes sus colegas, managers, y líderes, distribuyendo sus propias inquietudes, e ideas en todo tipo de temáticas y materias…

Es incongruente querer evolucionar hacia un modelo 2.0 sin desarrollar la apertura mental de nuestros profesionales. Dirigirse hacia la Organización 2.0 requiere estar mentalmente abierto como profesional y como empresa.

Para hacer las cosas de una forma diferente… es preciso invitar a pensar de forma diferente, “out of the box”. Quizás, exponer a nuestros profesionales de forma frecuente, plural, abierta y multicanal  ante ideas, conceptos y tendencias diferentes, diversas e inspiradoras sea una forma de preparar el terreno… la última cuestión es… ¿realmente queremos comenzar esa evolución hacia la gestión 2.0?

El mundo tal como lo hemos creado es un proceso de nuestro pensamiento. No se puede cambiar sin cambiar nuestra forma de pensar. Albert Einstein

Photograph by Michael Sullivan http://www.flickr.com/photos/buttonmooon/3141239565/

Blackfield  “Open Mind”

14 Comments

  • José Luis Pascual says:

    Andrés muy interesante reflexión, bajo mi punto de vista el cambio es necesario, ya que el entorno está cambiando y demandando organizaciones que se adapten a estas nuevas características (tanto de las demandas de los clientes como de sus propios empleados)
    Actualmente no nos deja ver la niebla económica por la que estamos atrapados, pero en cuanto empiece a salir el sol, tendremos que empezar a implantar nuevas soluciones vinculadas a esta sociedad 2.0.

    Un placer leerte.

    • Andrés Ortega Martínez says:

      Gracias por tu comentario Jose Luís.
      Lo cierto es que muchisimos profesionales ni tan siquiera se cuestionan o plantean la existencia de nuevas formas organizativas. Creo que existe aún un gran desconocimiento acerca del entorno de gestión 2.0, que tiene implicaciones de gran calado como bien explican Julen, Amalio (entre otros muchos) respecto al modelo de gestión actual en la mayoria de empresas.
      Creo que la transición es inevitable, pero en muchos entornos será brusca y dejará muchos profesionales que no se adaptarán a estos modelos en el camino.
      Un saludo
      Andrés

  • […] preparadas para la gestión del mismo porque definitivamente no son organizaciones abiertas. Una Organización Abierta necesita de mentes abiertas dispuestas a recibir y retener ese talento aprovechándole de la mejor […]

  • […] El camino hacia la Organización 2.0 requiere una mentalidad abierta.Esta necesidad, por lo tanto, nos lleva a otra cuestión ¿cómo preparar a nuestros profesionales de cara a esta evolución? ¿Cómo flexibilizar su tradicional enfoque de las relaciones profesionales para habituarles al ecosistema organizativo 2.0?  […]

  • AraHueros says:

    Andrés interesante aportación, estoy totalmente de acuerdo que el paso a organizaciones 2.0 tendrá lugar, y no será de manera progresiva en todos los casos. Aquellos que ya estén inmersos en ese cambio tendrán una ligera ventaja competitiva frente a los que modifiquen su estilo de organización en el último momento.
    En mi opinión hay 2 aspectos que frenan este paso, por un lado la actual coyuntura económica tal y como comenta José Luis, y por otro como siempre la mentalidad de los líderes y profesionales en las organizaciones, que no ven todavía los beneficios de una organización 2.0.

    • Andrés Ortega Martínez says:

      Gracias por tu comentario Araceli,
      Precisamente pretender ver beneficios en la evolución del modelo de gestión creo que es un error conceptual. Creo que se trata de comprender que generar beneficios requerirá gestionar de otro modo pero desde una perspectiva más genérica no tan solo en el plano de gestión de personas…internamente. Los clientes, los proveedores, los accionistas…los llamados stakeholders también son personas, que como todos están viendo como sus interacciones y transacciones empresariales requieres procesos de toma de decisión más ágiles, productos y servicios que se adapten a un mercado que exige cambios de forma más rápida. El mercado obliga a reaccionar de forma más rapida, más flexible, estoy incita como poco a dinamizar los procesos organizativos y para ello se requerirán cada vez más profesionales más abiertos, más colaborativos, que accedan al conocimiento, expertise y know-how de una forma mas plural y colaborativa…
      La transición tendrá muchas velocidades en función de industrias, geografías, tipologías de liderazgo imperantes, y otros factores. Y en este proceso habrá bajas, entendidas como empresas y organizaciones que tarden en iniciar su proceso de transformación y queden relegadas y superadas por aquellas que hagan una lectura diferente y empujen este cambio organizativo.
      Un placer contar con tu comentario
      Saludos

  • Pablo says:

    Verdaderamente creo que, en general, esta dado (como en el golf) el sistema de cambio sobre demanda del cliente…¿pero cual cliente?
    El título de este post dice: ¿Es posible evolucionar nuestras empresas y organizaciones de hoy hacia modelos Organizativos 2.0 o hacia el concepto de empresa abierta?

    Yo preguntaría…es posible generar liderazgo transformacional con los RRHH que tengo hace varios años en la empresa, mas aun, creyendo que lo que funciona “no hay que cambiarlo”.

    En mi opinión y experiencia, y aplicando lo que yo denomino “libertad responsable” hay que dialogar mas con los clientes menores y mas importante…nuestro empleados. El cliente interno es quien genera directa y sustentablemente, o no, el estado final de nuestro cliente final o externo. La libertad responsable, dese su concepto mas amplio e íntimo, genera un disparador de ideas y propuestas creativas de nuestros empleados que son sencillamente la sensación muy cercana a la realidad del cliente final, externo. La primera inversión de atención debe estar dada en nuestros valores, objetivos permanente, sentido de permanencia…el famoso “salario emocional” En definitiva, el costo de no hacerlo, siempre, será mayor al costo de intentarlo.
    La actitud de un empresario o líder gerencial, definirá indiscutiblemente, su futuro…

    Un saludo y éxitos!

  • Julen Iturbe-Ormaetxe says:

    Gracias por la referencia.

    Creo que en este mundo empresarial hiperelaborado en el que vivimos, lleno de coachings y apelaciones a la emoción y el talento… en realidad lo que estamos haciendo en gran parte es diseñar jaulas de cristal. Parece difícil argumentar que hoy las personas no viven mejor que antes. Pero dentro de muchas empresas, el progreso ha terminado por desplazar la simple gestión de la jerarquía a otra mucho más diluida pero quizá más fuerte: es la que tiene que ver con hacernos creer que somos personas libres y abiertas cuando en realidad muchos mecanismos se encargan de que eso no sea así. La propiedad intelectual, la propiedad del “talento” se pone sobre la mesa: hasta cierto punto “me perteneces”.

    Sí, ya sé que me pongo un poco dramático, pero las personas están siendo abandonadas en estos momentos de crisis. Aparecen más que nunca como recursos. La empresa se cierra sobre su core business y saca de él a buena parte de las personas que aportan su saber hacer. Situación compleja.
    Tu argumentación me parece correcta: personas abiertas, organizaciones abiertas. Pero “out of the box” no sé si -siendo coherentes- no nos conduce a desintermediar y cargarnos la interfaz empresa… en bastantes casos. Antes de que nos echen, nos vamos. Y nos vamos a jugar con más apertura fuera de los límites que la empresa diseñó.

    En cualquier caso, todo muy matizable, por supuesto. Un abrazo.

  • […] ¿Es posible evolucionar nuestras empresas y organizaciones de hoy hacia modelos Organizativos 2.0 o hacia el concepto de empresa abierta? Se trata de una pregunta que me hago con más frecuencia a medida que voy comprendiendo la esencia y las implicaciones que hay tras estos conceptos.Pero no voy a disertar sobre los términos, no soy ni mucho menos la persona indicada, sencillamente os invito a que os leáis con detalle un interesante debate de hace más de dos años entre esta reflexión de Julen Iturbe Empresa abierta no es empresa 2.0 y la respuesta a la misma por parte de Amalio Rey Empresa 2.0 y Empresa abierta: conversando con Julen en ambos post podréis acceder a su vez a otros links que os llevarán a profundizar (si estáis interesados) en ambos conceptos.La cuestión es si las organizaciones y empresas que en su gran mayoría hoy siguen operando de la misma forma que hace unos años, serán capaces de evolucionar sus modelos de gestión, pasando del modus operandi 1.0 al concepto de Organización 2.0, teniendo en cuenta que este modelo se caracteriza por una serie de atributos como: transparencia, participación, colaboración, innovación abierta en red, capacidad conversadora y el espíritu wiki (agilidad, informalidad, autenticidad, integridad, añadir valor genuino)…O, si serán capaces de llevar a cabo una apertura lo suficientemente grande como para que puedan pasar de su cerrazón actual a ser empresas abiertas con todas las implicaciones que esto conlleva: una empresa abierta representa una nueva forma de hacer gestión hasta el punto de que puede convertirse, o no, en una empresa. La empresa abierta es más un espacio donde se construye de manera colectiva el conocimiento y que pivota entorno al beneficio global más que al beneficio propio…¿Es realmente posible desarrollar nuestra Organización tradicional hacia estas nuevas formas y modelos organizativos? …..  […]

  • Alexander Briceño says:

    Para llegar a esos cambios hacen falta, como bien señalas cambios de actitud a todo nivel , y tener el norte bien claro hacia donde vamos. Ya que una organización 2.0 no es solamente usar bien las tecnologias si no hacer buen uso de la gente que en las empresas comparte lo que hace a diario, para crear mas compromiso.

    Saludos desde Caracas

  • […] Una organización abierta necesita mentes abiertas de el blog de Andrés Ortega […]

  • […] Una organización abierta necesita mentes abiertas de el blog de Andrés Ortega […]

  • Rafa Díaz says:

    Hola Andrés,

    Estoy seguro que ese es el camino, que generará el cambio en las organizaciones y en los nuevos modelos de trabajo, cada vez veo más ejemplos de que este es el camino. Cada día, en este país se están creando proyectos/empresas con esta mentalidad colaborativa, abierta, asociativa,en red, …totalmente “out of the box” para ofrecer nuevos productos o servicios realmente geniales enfocados a micromercados (modelos totalmente viables).

    Y lo mejor de estos proyectos es que su mayor materia prima es la “pasión por lo que lo que hacen” lo que les deja sin competencia posible.

    Buen post Andrés,

    Un abrazo ;-)

  • […] ¿Es posible evolucionar nuestras empresas y organizaciones de hoy hacia modelos Organizativos 2.0 o hacia el concepto de empresa abierta? Se trata de una pregunta que me hago con más frecuencia a m…  […]

Leave a Comment