Las 5 competencias clave del Líder de la Organización del S.XXI

Nuestro entorno empresarial vive un proceso de cambio sin precedentes. Las empresas requieren el ejercicio de un estilo de liderazgo adaptado a la nueva realidad que se está forjando. Los perfiles de competencias aplicados a la figura del líder o mando aún vigentes en la mayoría de organizaciones y empresas deberían estar en consonancia con esta nueva realidad organizativa.  Es lógico pensar que ante semejante tsunami de cambios, las competencias necesarias para liderar una Organización en el S.XXI  también serán diferentes. Aunque existen perfiles competenciales tremendamente complejos que contienen infinidad de habilidades y capacidades, estas son en mi opinión las 5 competencias/habilidades clave para el ejercicio del Liderazgo en las empresas del futuro…presente.

Orientación a la innovación

La innovación se ha convertido, modas al margen, en el principal argumento para reaccionar al mercado, incluso para sobrevivir a él. La incertidumbre de los mercados exige una cada vez mayor capacidad de reacción ante un entorno inestable e impredecible. La principal arma para reaccionar ante esta incertidumbre es el impulso de la innovación.

La capacidad innovadora siempre ha sido una habilidad presente en la mayoría de modelos competenciales; habilidad que solía demandarse en su nivel máximo en los perfiles de competencias de cualquier posición de liderazgo o mando. Nuestra realidad socio-empresarial hoy, exige a la orientación a la innovación una relevancia aún mayor como habilidad imprescindible para el ejercicio del liderazgo.

La orientación a resultados, una de las principales competencias de cualquier líder en las décadas pasadas seguirá vigente pero supeditada a una competencia que emerge por las circunstancias que dicta el guión: la orientación a la innovación. No habrá orientación al logro sin orientación a la innovación.

La supervivencia de muchas empresas en la coyuntura empresarial actual pasa inevitablemente por el ejercicio de un liderazgo que lejos de temer los riesgos de la innovación, entiende que el principal riesgo consiste en no innovar.

Conectividad.

La capacidad de expansión social junto a la habilidad para la comunicación interpersonal, ambas incluso en su nivel máximo se antojan en la era de la hiperconectividad como  competencias limitadas y a todas luces insuficientes. Nuestras empresas y organizaciones precisan líderes, mandos, responsables, con  una capacidad relacional ulterior y sobresaliente. La habilidad para establecer conexiones expresada en forma de Socialnetworking es una competencia imprescindible para el ejercicio del liderazgo en las empresas del S.XXI.

En el nuevo paradigma empresarial, el liderazgo va íntimamente relacionado al Socialnetworking; una forma de entender la actividad profesional con su propio ADN. No será posible el ejercicio de liderazgo sin una capacidad excepcional para desarrollar conexiones orientada a la generación de valor para la empresa.

El líder de la organización del futuro utiliza su capacidad relacional para conectar nodos de conocimiento, creando espacios de conversación de forma natural. Un líder será un potenciador de espacios de conexión e interacción  en los que se conectará el conocimiento que se precisa para generar valor.

Desarrollador de la Inteligencia Colectiva

Tal y como indica James Surowiecki en su obra  The wisdom of crowds: “Cuanto más poder le des a un solo individuo frente a la complejidad y la incertidumbre, más probable será que tome malas decisiones.”

Siguiendo esta línea conceptual, la figura del líder que enarbolaba el rol de visionario en la mayoría de organizaciones (papel que sigue excesivamente vigente) da paso a un líder cuya competencia determinante es estimular y dinamizar la inteligencia colectiva. Potenciar la inteligencia colectiva implica liberar las perspectivas diversas y divergentes de los miembros de la organización, equipo o comunidad para su posterior integración. Es tal la complejidad de nuestro entorno económico-social-tecnológico que parece poco recomendable dejar en manos de un solo individuo el proceso de toma de decisiones. Sencillamente, demasiadas variables, cambiantes, y concentradas en un breve espacio de tiempo. Desarrollar e impulsar la inteligencia colectiva será una competencia determinante para el ejercicio del liderazgo en la empresa del S.XXI… un liderazgo cuyo éxito será directamente proporcional a su capacidad para impulsar la inteligencia colectiva.

Capacidad de transformación: El líder troyano

La capacidad de análisis, planificación y control ha dejado de ser una competencia determinante en el ejercicio del liderazgo en las empresas del S.XXI… sencillamente por la imposibilidad de planificar y controlar un entorno cada vez más convulso, impredecible y complejo. El sentido común indica que en un entorno empresarial en el que el cambio será, paradójicamente, la única variable permanente, la transformación organizativa será también la principal constante.

La organización de nuestro tiempo requiere lideres-agente de cambio, líderes que actúen por convicción y que movilicen la acción… la figura del líder-troyano se antoja esencial. El líder del S.XXI debe ser sin paliativos el principal agente de cambio de la organización. Cómo apuntaba en De profesión Troyano: el troyano es el agente de cambio por excelencia, un catalizador y movilizador de inquietudes, que  transforma y evoluciona la cultura organizativa.

La capacidad de transformación desde una perspectiva troyana será sin duda una de las principales competencias para el ejercicio del liderazgo en las organizaciones que demanda nuestro entorno. Sencillamente el espíritu troyano será un requisito sine qua non para el ejercicio del liderazgo.

Influencia Social-Redial

La tradicional competencia de Impacto e Influencia, encuadrada en el marco de las competencias sociales o “social skills” definida como la habilidad para persuadir, convencer e influir en otros para el logro de los objetivos marcados,  se muestra ahora como una competencia incompleta. El líder de la empresa del S.XXI debe influir a nivel social y redial. En un entorno empresarial hiperconectado… y acelerado, el impacto del líder debe abarcar los diversos entornos en los que opera la organización y su influencia debe ser redárquica y no lineal. Ya no es suficiente con Influir, es preciso influir socialmente en red.

Nos encontramos presumiblemente ante una de las competencias que más tendrán que desarrollar los profesionales de hoy que quieran ser líderes en un mañana cada vez más inminente. La construcción de una reputación profesional no solamente offline sino online rentabilizando la tecnología que supone la web social será un imperativo para alcanzar una capacidad de influencia socio-redárquica que se traduzca en valor para la empresa.

El líder de la organización del S.XXI perderá su rol de visionario en el seno de la organización, emponderando el conjunto a través de la inteligencia colectiva pero ganará peso como “social influencer” en la red, impactando e influenciando a los entornos, comunidades y lobbies de interés para su organización.

_____________________________________________________________________________

El área de RRHH debe revisar con urgencia las habilidades y competencias demandadas en sus líderes y adaptar sus modelos competenciales a los requerimientos del entorno. El éxito o la supervivencia de muchas empresas estará condicionado al ejercicio de un liderazgo que impulse la innovación, que ejerza de socialnetworker, que desarrolle y de primacía a la inteligencia colectiva, con una sobresaliente capacidad de transformación, y que se alce como “Social influencer” en un entorno cada vez más redárquico.

 

Photo Credit: <a href=”http://www.flickr.com/photos/56156090@N06/6166583546/”>Creatiflux.com</a> via <a href=”http://compfight.com”>Compfight</a> <a href=”http://www.flickr.com/help/general/#147″>cc</a>

href=”http://www.flickr.com/photos/42035325@N00/4038767923/”>albyantoniazzi</a> via <a href=”http://compfight.com”>Compfight</a> <a href=”http://www.flickr.com/help/general/#147″>cc</a>

14 Comments

  • [...] Nuestro entorno empresarial vive un proceso de cambio sin precedentes. Las empresas requieren el ejercicio de un estilo de liderazgo adaptado a la nueva realidad que se está forjando. Los perfiles …  [...]

  • [...] Nuestro entorno empresarial vive un proceso de cambio sin precedentes. Las empresas requieren el ejercicio de un estilo de liderazgo adaptado a la nueva realidad que se está forjando.  [...]

  • Jose Miguel Bolivar says:

    Imagino que en el siglo XXI seguirá habiendo bastantes empresas que lo sigan haciendo mal (y que estarán en vías de desaparición), muy pocas que lo hagan bien (su modelo de liderazgo será en red) y otras en proceso de adaptación (Lo conseguirán finalmente?).
    Creo que el líder del que hablas es un líder de transición. Necesario para iniciar el cambio y catalizarlo en sus primeras fases pero insuficiente para conducirlo a buen puerto.
    Soy consciente de que “liderazgo en red” pueda sonar a utópico a algunos y acojonar (con perdón) a otros muchos, pero a mi modo de ver no tiene sentido mezclar inteligencia colectiva con modelos tradicionales de liderazgo, por mucho socialnetworking que le pongamos. O es colectiva o no lo es.

    • Andrés Ortega Martínez says:

      Hola Jose Miguel
      Como sabes me imagino organizaciones y por lo tanto modelos de liderazgo que puedan acompañar esta época tan divertida que nos ha tocado vivir… Una persona en twitter commentaba que eran pocas “competencias” o habilidades y le respondía que si era capaz de identificar una sola persona capaz de ponerlas todas en práctica…se pusiera en contacto conmigo…
      Poner en practica…o simplemente foco en estas habilidades ya es un logro per se si tenemos en cuenta de donde parten una gran mayoría de directivos, mananagers o responsables… así que sí, coincido contigo… puede que este set de habilidades sea solo valido durante un periodo de tiempo concreto… y solo esté retratando los rasgos de un líder de transición… pero creo que el liderazgo en red que además de sonar utópico y acojonar puede no ser comprendido solo será posible en la medida en que haya lideres o managers en las empresas que se cuestionen para que sirve lo que hacen tal y como lo hacen… e inicien esa transición que, como bien indicas, en aquellas empresas que lo hagan bien (dios quiera que sean muchas…) acabará con un modelo de liderazgo completamente diferente del que hoy se conoce y practica en la mayoría de nuestras organizaciones…
      Un placer contar con tu aportación… siempre enriquece :-)
      Abrazos

  • [...] Las 5 competencias clave del Líder de la Organización del S.XXI | Andrés Ortega. Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gusta Cargando… Esta entrada fue publicada en Contador, [...]

  • isabel says:

    Buenos días, La naturalidad, la honestidad, la complicidad con el equipo, la flexibilidad, la capacidad para delegar ( proque solo así se puede trabajar con los mejores), la versatilidad, la buena educación ( que va mucho más allá de volúmen de los conocimientos), la rapidez de adaptación a los nuevos entornos, la claridad de ideas, el compromiso con el proyecto, el manejo razonable de las nuevas técnologías, la capacidad para analizar de forma correcta los datos, etc…. en realidad, si lo piensas, lo de siempre.

  • Juan Carlos Vivó Córcoles says:

    Esto debe ser como las meigas. No he tenido la suerte de trabajar en empresas así. Quienes quisiéramos vivir laboralmente en entornos así, andamos quemados y porque nos adaptamos y derivamos esas inquietudes hacia otros aspectos de nuestra vida. O nos planteamos el emprendimiento.
    Pero ahí está, no el futuro, sino el presente y sólo las empresas lograrán retener a sus mejores talentos si optan por el cambio de paradigma.
    Un abrazo y felicidades por tu artículo.

  • […] en la empresa del S.XXI tendrá lugar en comunidades, trato de describir las competencias del liderazgo transformador que arraigará en el S.XXI, construyo genéticamente el ADN de nuevas tipologías de profesionales: […]

  • […] Nuestro entorno empresarial vive un proceso de cambio sin precedentes. Las empresas requieren el ejercicio de un estilo de liderazgo adaptado a la nueva realidad que se está forjando. Los perfiles …  […]

  • […] y equipos: impulsando tres grandes cambios: el personal, el estilo de liderazgo, alineado con Las nuevas competencias del líder del S XXI y la coordinación de la estructura […]

  • […] andres-ortega.com […]

  • […] quieres saber más acerca de las competencias del líder del siglo XXI te recomendamos leer este artículo del Andrés […]

  • daisy-Capacitación México says:

    Hola muy buenos días. Es muy lógico pensar que ante semejante de cambios, las competencias necesarias para liderar una Organización en el Siglo XXI también serán diferentes. Aunque existen perfiles de competencia diferentemente complejos que contienen infinidad de habilidades y capacidades. pero pensemos que hay cosas de estándares que nunca deben cambiar y que son muy importantes como las buenas ideas y los valores. eso harán que aunque el tiempo y la competencias o la misma empresa se siga modernizando los buenos valores sigan hay y se pueda prosperar.

Leave a Comment