Del derecho y del revés… afortunadamente

El pequeño de mis hijos ha pasado una noche infernal, no me ha quedado más remedio que levantarme de madrugada e intentar consolarle meciéndole sobre mi regazo para que no despertara al resto de la familia. Con unas pocas horas de sueño en el cuerpo me he puesto en pie para comenzar el día. Antes de despejarme con una ducha rápida he preparado la mochila de Laura; hoy tiene campamento de verano, (ese gran y necesario invento de los últimos años que nos permite “conciliar” durante parte del periodo estival) y había que elaborar la equipación a base de crema solar, toalla, gorra para el sol, manguitos de supervivencia… En tiempo record me he compuesto para salir volando hacia el trabajo, claro … Leer más →